Chargement en cours...

NUESTRA HISTORIA Y NUESTROS HOMBRES

Érase una vez

Las tonelerías SEGUIN y MOREAU fueron fundadas respectivamente en los años 1870 y 1838 en Coñac. Durante varios decenios, cada una de estas dos empresas familiares desarrolló un savoir-faire tradicional y artesanal de alta nivel.

En 1958, la prestigiosa empresa REMY MARTIN desea controlar la elaboración de las barricas destinadas a la crianza de su coñac y decide tomar una participación mayoritaria en la tonelería MOREAU la cual aumenta su capacidad de producción gracias a la adquisición de los talleres SEGUIN.

En 1970, REMY MARTIN se convierte en el único dueño de SEGUIN MOREAU.

Del coñac …

Al principio  de los años 70, SEGUIN MOREAU abandona el centro de la ciudad y se instala a proximidad de las bodegas de REMY MARTIN.

Después de 10 años dedicados a la fabricación de barricas de roble destinadas al coñac, la tonelería decide en los años 80 diversificar su actividad y se torna con pasión hacia el mercado de los grandes vinos.

… a los Grandes Vinos del mundo: savoir-faire y tradición

Una cooperación, entonces exclusiva, se estable entre SEGUIN MOREAU y la Facultad de Enología de Burdeos dando lugar a una sinergia  de competencias y experiencia: los intercambios entre el vino y la madera comienzan así a revelar sus secretos.

Des entonces, la tonelería dispone del conocimiento enológico y de las herramientas científicas necesarias para la fabricación de barricas de roble cada vez más adaptadas a la crianza y a las expectativas de los productores.